Estudio Avanza Motor

Los reparadores son más técnicos que empresarios. Anteponen al cliente a la gestión del negocio. Es lo que se desprende de los asuntos que, según confiesan, más les preocupan. Aquellos a los que conceden mayor prioridad en cuanto a su atención y que, por orden de importancia, son las nuevas tecnologías que incorporan los vehículos, el cliente y, por último, la gestión y la digitalización del negocio.

Son algunas de las principales conclusiones del estudio, elaborado por Avanza Motor y la iniciativa Posventa Plural, y presentado por Raúl González, consultor en posventa y nueva movilidad de MP3 Automoción, en el marco de última edición del evento profesional online organizado por Interneting, el pasado 13 de octubre, bajo el título «La digitalización y la movilidad en la posventa». La cita, que reunió a más de medio millar de profesionales al otro lado de la pantalla, ha contado, una vez más, con el apoyo y patrocinio de Grupo Delfín, matriz de la red de centros de movilidad dsi.mobility.

El estudio, en el que han participado 300 talleres, pone de manifiesto que cerca de la mitad de los encuestados (el 45,7%) tienen en las nuevas tecnologías del vehículo el principal foco de atención: es el aspecto que a día de hoy más les preocupa. Por detrás de este, el siguiente foco de preocupación sería la evolución del cliente particular a uno corporativo para un 32,1%. Solo el 22,2% señala la digitalización del negocio en primer lugar.

Respecto a cuáles son las tecnologías que consideran prioritarias los reparadores para su futuro, al 45,7% de los talleres le preocupa la electrificación. Por detrás de ella, encontramos como prioritarias las tecnologías de automatización (34,6%) y las tecnologías de conectividad (19,8%).

«Llama la atención que la electrificación sea la preocupación que lidere el podio, cuando parece existir un cierto consenso en que lo más inmediato está siendo la conectividad, es decir, el acceso a los datos del vehículo. Sin embargo, las tecnologías de la electrificación parece que va a llegar más a largo plazo«, subrayaba a este respecto González, representante de la iniciativa Posventa Plural.

La paradoja de la rentabilidad

Sólo cuando se pregunta directamente por los factores que inciden directamente en la rentabilidad del taller, los consultados señalan factores que no son técnicos: cliente y digitalización.

Lo comprobamos cuando al preguntar a los participantes en el estudio sobre los aspectos que, en su opinión de profesionales del taller, más influirán en la rentabilidad de sus negocios a medio plazo, y en las que, por consiguiente, han comenzado a invertir recursos.

La evolución del cliente particular al corporativo lidera la lista, con un 29,9% de los consultados señalándola como la tendencia que más marcará la actividad. La digitalización del negocio (24,2%) y la electrificación del automóvil (20,7%) copan las primeras tres posiciones. En cuarta y quinta posición, los talleres señalaron las tecnologías de conectividad (13,8%) y las relativas a la automatización de la conducción (11,5%).

 

Puedes volver a ver la presentación de las conclusiones del estudio ahora.

//Tu contenido del pop up